Acuacultura en Quintana Roo, en riesgo de ahogarse

Por Ana Hernández

redaccion@oceanroom.mx

La falta de financiamiento y apoyos, las restricciones ambientales aunado a los altos costos de insumos han ahogado a la acuacultura en Quintana Roo.

De esta manera, dicha actividad productiva hoy en día no ha logrado satisfacer ni el 10 por ciento de las ocho mil toneladas que, cada año, demanda la zona norte.

Jaime Iván Peraza Oliva, del Comité de Sanidad e Inocuidad Acuícola y Pesquera de Quintana Roo., dijo que la temporada de cuaresma representa un importante alivio, pues aumentan las ventas, pero no es suficiente para mantener la demanda anual.

La producción de las 17 granjas que trabajan actualmente, apenas generan 600 toneladas al año, que en su mayoría son tilapia, seguida de la langosta australiana pero no cumplen con la demanda del norte del estado.

“La acuicultura en Quintana Roo presenta una caída en la producción durante los últimos años en lo que respecta a infraestructura y producción, aunado a los altos costos de insumos y energía eléctrica”, admitió.

Sin embargo, la falta de financiamiento y apoyos, así como las restricciones ambientales también impiden el crecimiento de esta actividad económica.

En los últimos dos años se ha estancado la producción, “aunque tienen el mercado en el norte, es muy complicado dado no tienen el volumen suficiente para llegar a un mercado normal y sostenerlo, la producción no es la adecuada para hacer compromisos formales de venta”.

En su momento llegaron a operar hasta 35 granjas registradas en Quintana Roo, sin embargo, actualmente únicamente permanecen 17 sitios de producción.

Para el sector, si bien los programas de gobierno ayudan, lo cierto es que no ha sido suficiente para tener todas las condiciones y las instalaciones necesarias. “Sin financiamiento no hay crecimiento”.

Destacó que en el caso de los permisos ambientales debe existir mayor flexibilidad dentro de los Planes de Ordenamiento Ecológico y el Plan de Desarrollo Urbano con la finalidad de impulsar esta actividad económica en el sur de Estado.

Actualmente, estas granjas están ubicados en los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Cozumel, Solidaridad, Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y Othón P. Blanco.