Buscan preservar abundancia de almeja chocolata

La veda se implementará en septiembre en la Bahía Magdalena-Almejas, en el estado de Baja California Sur.

Por Lucía Sánchez
redaccion@oceanroom.mx

Con la finalidad de ponderar el aprovechamiento sustentable de la almeja chocolata (Megapitaria squalida) y asegurar la abundancia recomendada para la pesca comercial, el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca) dio a conocer que se aplicará una veda temporal del 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre del presente año.

Luego de los estudios llevados a cabo por la citada dependencia, refirió que se implementará dicha medida en la zona de Bahía Magdalena-Almejas, en el estado de Baja California Sur.

De acuerdo con el reservorio de información DataMares, este lugar es uno de los ecosistemas lagunares con mayor biodiversidad y atractivo ecoturístico, y pesquero de la entidad que atrae a especies protegidas como la ballena gris y las tortugas marinas.

El periodo de veda se implementará del 1 de septiembre al 31 de diciembre.

Asimismo, su alta productividad prevalece la mayor parte del año como resultado de la diversidad de hábitats marinos y costeros que albergan recursos pesqueros importantes: manglares, dunas, barras arenosas, islotes, zonas de aguas profundas, praderas de pastos marinos y una red de canales.

Precisamente por las características de dicho ecosistema y la importancia de promover el uso responsable de los recursos marinos, fue que el acuerdo se publicó el 16 de abril en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el cual establece la veda temporal para la almeja chocolata por casi cuatro meses.

La Bahía Magdalena-Almejas es uno de los ecosistemas lagunares con mayor diversidad.

El pasado 21 de diciembre de 2017 se publicó en el DOF un acuerdo con las mismas características que establecía la veda temporal de la Megapitaria squalida en el Sistema Lagunar Bahía Magdalena-Almejas, con el cual se dio sustento legal a una veda por dos años.

Posteriormente, con base en la opinión técnica del Inapesca y con la finalidad de proteger los meses donde se presentan grandes cantidades de organismos en periodo de mayor actividad reproductiva, se recomendó implementar cada año un periodo de veda del 1 de septiembre al 31 de diciembre en dicho sistema lagunar.