Promueven el aprovechamiento sostenible de los océanos

El 30 por ciento de los peces del mundo están sobreexplotados.

Por Lucía Sánchez
redaccion@oceanroom.mx

Los medios de vida de más de tres mil millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera en el mundo, pero el 30 por ciento de las poblaciones de peces está sobreexplotado, refiere el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Esto significa que se alcanza un nivel muy por debajo del necesario para producir un rendimiento sostenible en el sector, incluso considerando que el océano contiene casi 200 mil especies identificadas, aunque las cifras reales pueden ser millones.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, se adoptaron por todos los Estados Miembros en 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030.

El Objetivo 14 del PNUD busca conservar los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

En este sentido destaca el Objetivo 14 referente a la Vida Submarina, ya que para cumplir la meta de transformar al mundo se tiene que cuidar la forma en que se gestiona este recurso vital, el cual es fundamental para la humanidad y para contrarrestar los efectos del cambio climático.

Su objetivo principal es conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Gracias a su temperatura, composición química, corrientes y vida, los océanos son el motor de los sistemas globales que hacen que la Tierra sea un lugar habitable para los seres humanos y también absorben alrededor del 30 por ciento del dióxido de carbono (CO2).

Desafortunadamente se ha registrado un 26 por ciento de aumento en la acidificación de los mares desde el inicio de la revolución industrial, cifra que continúa incrementando debido a la alta capacidad de absorción de dióxido de carbono propia de los océanos, por lo que registra 60 veces más CO2 que en la atmósfera.

La acidificación de los océanos debilita la alimentación de ciertos organismos, afecta su respiración y reproducción.

Según el PNUD la acidificación de los océanos (incremento del pH marino) puede debilitar la alimentación de ciertos organismos hasta la respiración, e incluso la reproducción. Asimismo, los ecosistemas oceánicos se convierten menos productivos, tienen menor diversidad y resiliencia.

Ante toda la problemática que enfrentan las personas que obtienen sus medios de vida de los mares, el PNUD adoptó una postura que busca ayudar a implementar dicho Objetivo número 17 a través de un plan de trabajo en aproximadamente 170 países y territorios.