A pesar de cumplir normatividad, preocupa mala información: Tunny

Por Eduardo González

redaccion@oceanroom.mx

Pese a que la marca Tuny, es la que menos soya utiliza en la fabricación de atún enlatado según certifica la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), Antonio Suárez Gutiérrez, presidente de Grupomar, controladora de la marca Tuny, asegura que la normatividad no prohibe el uso de soya, por lo que la firma no incurre en alguna irregularidad.

De esta manera, el directivo considera que la PROFECO debería de tener presente que la normatividad nacional no prohíbe en ninguna parte el uso de la soya en la fabricación de atún enlatado, pues advirtió que la afectación en la reputación de la industria por un estudio de la Procuraduría podría traspasar fronteras y afectar aún más el sector “de no informarse del tema adecuadamente”.

En ese sentido, reconocio que le preocupa el descrédito que se ha hecho en diversos medios de comunicación del sector, a partir del último estudio que el organismo realizó de la industria, genere un impacto sin precedentes en el mercado.

“En nuestro caso -explica-, el uno o dos por ciento de soya en Tuny es para utilizarla como una especie de textura que cubre el atún dentro de la lata, y la usamos en estado líquido. Y si se analizan los datos de PROFECO, solamente hacen alusión a nuestra marca de atún de agua, que es donde se desmenuza el producto por la naturaleza de su consistencia, cosa que no sucede con el atún de aceite, al que ni se nombra en el estudio”.

Antonio Suárez asegura que en el proceso de drenado, que es cuando se escurre la lata de atún, el peso del producto es de entre 104 o 106 gramos, y no de 100 como especifica el empaque; es decir, es más atún del que se supone debe traer el recipiente, “pero eso nadie nos lo aplaude”.

Sobre el 50% o 60% de soya que el estudio de Profeco menciona traen algunas marcas blancas (las marcas propias de supermercados), el empresario pone en duda que esto sea una práctica generalizada, pues considera que un porcentaje tal de soya en las latas sería muy visible para cualquier consumidor.

“Por otra parte, se debe decir que la soya en sí no es mala, contiene un importante grado de proteína y fibra. Pero más allá de eso, en la etiqueta se especifica claramente que los atunes contienen soya, y la norma lo permite. ¿Cuánto porcentaje de soya tiene cada marca? Pues eso no pide la norma que se especifique, y si se quiere que tenga dicha información, pues tendrían que modificar la normatividad”, dice el directivo de Grupomar.