Demandan implantación global de cámaras en la industria atunera

SFP, Sustainable Fisheries Partnership, ha reunido a más de 50 marcas y compañías del sector pesquero y alimentario –Walmart, Publix, Nestle, Carrefour y Tesco, entre las más destacadas- para pedir a la UE, EEUU y más de 45 países acciones para avanzar en la implantación de sistemas de monitoreo electrónico en las pesquerías de atún “para proteger a los trabajadores y asegurar que la pesca continúe siendo sostenible”. Entre los firmantes se encuentran empresas españolas como Jealsa, Frofand o Congalsa.

A través de una misiva, las compañías instan a los gobiernos a movilizarse “rápida y urgentemente” a través de las Organizaciones Regionales de Manejo Pesquero (OROP) para hacer del monitoreo electrónico “una alternativa a la cobertura de observadores humanos en las pesquerías de atún”. “Esta tecnología ya existe, pero los gobiernos y las OROP han tardado en adoptar su uso”, indica SFP.

La organización recuerda que en abril, las OROP suspendieron los programas de observación en alta mar en las pesquerías de atún, debido a COVID-19. Los observadores, recuerda, documentan actividades y recopilan datos esenciales para la conservación. Por ello, las compañías también piden una mayor transparencia para avanzar en la implementación totalmente efectiva de monitoreo electrónico en todas las flotas y la revisión periódica de la situación de COVID-19 y los riesgos de restaurar observadores humanos en el mar en la fecha más segura y práctica.