La basura en playas revela un problema mayor: Viva la Ola

Por: SonPlayas

La organización civil dio a conocer el balance de las limpiezas de playa realizadas el año pasado. Los residuos que se retiran son menos que los que logran llegar al mar, admitió.

En el 2019, la organización civil Viva la Ola adoptó un tramo de la playa Luna Bonita con la idea de convertirla en un lugar más limpio y propiciar un cambio de hábitos en los usuarios. Pese a los esfuerzos realizados, el reto sigue siendo el mismo.

Se realizaron ocho jornadas de limpieza acompañadas de pláticas de educación ambiental y campañas en redes sociales. Cerca de 328 personas participaron levantando media tonelada de desechos en total. Todas ellas se dieron cuenta del daño que la basura provoca en el entorno marino.

Viva la Ola dejó de realizar limpiezas en ese lugar luego de que la playa se certificó con bandera blanca en febrero de 2020. Con sus actividades, la organización compuesta por jóvenes logró sensibilizar a un sector de la población y ayudó de algún modo al proceso de certificación.

Grupo de voluntarios participantes en una de las jornadas de limpieza en 2019. Foto: Viva la Ola.

Sin embargo, la presencia de residuos no ha dejado de ser un problema, así que ahora la Operadora y Administradora de Playas de Mazatlán (OAP) realiza limpiezas constantes para mantener la certificación con la ayuda de otros grupos voluntarios.

La paramunicipal exhorta con frecuencia a la población a no dejar basura. Y así, mientras unos la levantan otros la tiran.

“Yo sé que sigue habiendo mucha basura (en Luna Bonita) porque no hay una prevención del tirado de residuos sólidos, están actuando ya que están los residuos ahí” señaló Dennise Lizárraga, presidenta de Viva la Ola.

Resultados 2019

Las ocho limpiezas se realizaron en el tramo de playa colindante con el estacionamiento y la zona rocosa de Luna Bonita. Cada jornada duró aproximadamente una hora con la participación de 41 personas en promedio.

En total se retiraron 506.3 kilos de basura, entre la que destacan las colillas de cigarros seguidas de envases de PET, tapitas, botellas de vidrio y popotes.

La cantidad de basura aumentó al término de los periodos vacacionales de invierno, semana santa y verano, como usualmente ocurre con la llegada de más visitantes al destino turístico.

Para Dennise Lizárraga, ingeniera en biotecnología, esas cifras, aunque puedan parecer poco,  permiten darnos cuenta de la cantidad de basura que está llegando a nuestras playas todos los días a pesar de los esfuerzos que se realizan por mantenerlas limpias.

Los residuos que se retiran son menos que los que logran llegar al mar, admitió, de ahí que deben implementarse medidas para reducir la cantidad de desechos que están llegando a los océanos.

Por ejemplo, dijo, la intensa campaña anti popotes que se implementó mediáticamente y en centros de consumo el año pasado se vio reflejada en la disminución de este tipo de basura entre los meses de enero a septiembre.

“Una campaña bien dirigida a una sola cosa funcionó al menos en ese tramo de playa”, mencionó.

La activista ha señalado en varias ocasiones que además de las campañas se requieren medidas de vigilancia, sanciones y mejor gestión de los residuos.

“Hay gente limpiando, pero como te digo, son acciones post contaminación, no son medidas preventivas, eso sería lo ideal”, puntualizó.

Viva la Ola 2019
Jornadas de limpieza de Viva la Ola en 2019. Fotos: Son Playas/Archivo
REPORTE 2019

8 jornadas de limpieza

17,499 colillas de cigarro

1,149 tapitas

156 popotes

11.8 Kilos de PET

223.4 kilos de vidrio

506.3 kilos de basura en total

El vidrio, tapitas y PET fueron entregados a un centro de acopio para su reciclaje.