Latinoamérica rebasa meta de cobertura de áreas marinas, pero aún falta más…

La Meta 11 de Aichi se superó con la cobertura del 18 por ciento de las zonas marinas y costeras.

Por Lucía Sánchez
redaccion@oceanroom.mx

El incremento de la cobertura en las zonas marinas y costeras en la región Latinoamérica y el Caribe fue superado en 2020 por 8.9 por ciento, de acuerdo con lo establecido por la Meta 11 de Aichi del Convenio de Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés).

En los últimos años la cobertura de áreas protegidas marinas ha experimentado un rápido crecimiento y es que en la actualidad éstas cubren en Latinoamérica y el Caribe un total de tres millones 952 mil 075 kilómetros cuadrados (aproximadamente tres veces el tamaño de Perú), lo que corresponde al 18.9 por ciento de las zonas marinas y costeras de la región, sin embargo aún falta mucho por contener para revitalizar los océanos.

De acuerdo con el “Informe Planeta Protegido 2020” publicado este 28 de abril, se precisa que a pesar de los notables avances en la cobertura se identificaron mayores retos para la región en el cumplimiento de otros componentes de la Meta 11 de Aichi.

El informe Planeta Protegido 2020 fue publicado el 28 de abril de 2021.

En esta se indica que “para 2020, al menos el 17 por ciento de las zonas terrestres y de las aguas interiores y el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras, se habrán conservado por medio de sistemas de áreas protegidas administrados de manera eficaz y equitativa, ecológicamente representativos y bien conectados, y de otras medidas de conservación eficaces que estarán integradas a los paisajes terrestres y marinos más amplios».

Dicho informe fue presentado por la RedParques, el Centro Mundial para el Seguimiento de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC por sus siglas en inglés), la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, WWF y el Proyecto IAPA Visión Amazónica.

Según el documento, Latinoamérica y el Caribe ha hecho un gran esfuerzo para cumplir (e incluso superar) los objetivos, ya que en el caso las áreas terrestres y aguas continentales la meta establecida era una de 17 por ciento y se cuenta actualmente con un 24 por ciento de zonas que están cubiertas por áreas protegidas.

La meta de cobertura de las zonas marinas y costeras se superó en 18.9 por ciento.

Por su parte, la extensión geográfica de áreas protegidas es un componente que -por sí solo- no garantiza conservar la biodiversidad y los ecosistemas, por lo que será necesario reconocer e incorporar las nuevas metas de cobertura en el Marco Global de Biodiversidad post-2020 y se requerirá poner especial atención en los países y territorios que no han alcanzado sus objetivos.

En el informe se describe el avance en el cumplimento de compromisos internacionales de 51 países en materia de áreas protegidas. Aunque resalta que se debe poner especial énfasis en las zonas de importancia para la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.