Lucha Mahahual contra el plástico

La organización, “Menos plástico es fantástico en Mahahual”, trabaja para transformar el plástico que recala en sus playas

Por Aura Fuentes
redaccion@oceanroom.mx

A dos horas de Chetumal se ubica Mahahual, un hermoso poblado en el que sus habitantes y la organización civil “Menos plástico es fantástico en Mahahual”, intentan mantener sus aguas limpias y cristalinas.

Mahahual enfrenta una problemática ambiental: el plástico en el mar Caribe. La contaminación no sólo proviene de México, también de países vecinos cuya basura recala en este pequeño paraíso.

De acuerdo con la ONU, el 70% a 85% de la basura en el mar del Caribe proviene de las actividades terrestres y la mayoría está compuesta de plásticos. Junto con el escurrimiento de lluvia que se mezcla con agroquímicos y aguas residuales domésticas, el plástico es uno de los contaminantes más preocupantes en la región del Gran Caribe.

El número elevado de desechos plásticos en el fondo marino, quizá tenga relación directa con las actividades de los cruceros
que llegan a Mahahual.

Otro estudio llamado, “Impacto de la Contaminación por Plástico en Áreas Naturales Protegidas Naturales”, elaborado por Greenpeace y la UNAM, arrojaron que el Caribe mexicano presenta alta presencia de polímeros sintéticos en sus zonas arrecifales.

La investigación expone que el número elevado de desechos plásticos en el fondo marino, quizá tenga relación directa con las actividades de los cruceros. Al respecto, sugieren efectuar una verificación normativa de lo que estas embarcaciones y sus actividades tienen permitido realizar y en qué medida, eso cuenta con vigilancia.

La investigación se centró en evaluar ocho Áreas Naturales Protegidas (ANP) pertenecientes al Caribe mexicano y el Golfo de México; en todas se encontraron desechos plásticos.

La organización civil “Menos plástico es fantástico en Mahahual”, surgió desde 2015 por iniciativa de Ana Antillanca, quien busca transformar esta situación en una oportunidad, así como cambiar los hábitos de consumo de plástico innecesario.

“En ese momento (2015) estábamos teniendo muchísimos problemas con residuos sólidos que estaban en lugares que no corresponden, en el entorno, en la playa, manglares, esto se debe también a los malos sistemas de recolección que tenemos”, relata Ana Antillanca a OceanRoom News.

Detectaron que la basura plástica que llega a Mahahual a través del océano, son principalmente productos de México y de países vecinos del Caribe mexicano.

“Compartimos esta hermosa área del Caribe mexicano, tenemos muchos productos que recalan de República Dominicana, Jamaica, Haití, y así puedo seguir haciendo una lista, pero más o menos son los que se repiten y dependiendo el tiempo y la corriente es lo que va a recalar”, explica la activista.

Países vecinos del Caribe Mexicano aportan gran parte de la contaminación plástica de esa región.

Antillanca dice que Quintana Roo cuenta con los recursos necesarios para tener un buen manejo de residuos sólidos y existe una educación ambiental en proceso, pero pocos ciudadanos son los que en realidad hacen el cambio y asegura que en los países vecinos el problema viene acompañado de una profundidad mayor.

“¿Cómo vamos a decirle a alguien de cambie sus hábitos, cuando no tiene las necesidades básicas cubiertas?, eso es un primer punto donde hay que trabajar. Si te pones a pensar en Haití es un país con una catástrofe natural sobre otra, es un país que todavía no se ha podido eliminar el tema de la pobreza. Todos los países que compartimos el Caribe mexicano tenemos un trabajo que hay que hacer en colaboración”, detalla.

Por ello, buscan que “Menos plástico es fantástico en Mahahual” sea un proyecto que pueda replicarse en los países que están teniendo esa misma problemática, ya que la basura seguirá llegando, por lo cual, el trabajo en colaboración es de suma importancia.

Menos Plástico es Fantástico en Mahahual, es un proyecto local e independiente que mediante acciones comunitarias y educativas busca reducir el consumo de plástico en la población con el fin de proteger el medio ambiente.

La comunidad y empresarios de la región participan activamente por la conservación de las playas y mares de Mahahual.

 Transformar el plástico en arte
Aunque una de las principales actividades de la organización sin fines de lucro es la limpieza de playas, Ana Antillanca pronto descubrió que eso no era suficiente.

En el año 2020 con esta actividad recolectaron más de 9 toneladas de plástico y se dieron cuenta de que no podían acumularla, sino que había que seguir los protocolos de separación de residuos y posteriormente el lavado de ese plástico recolectado en las playas para que luego pueda ser triturado.

“…Son tres etapas de una limpieza de playa que hace Menos plástico es fantástico, y ahora nos encontramos en esa etapa que tenemos el plástico triturado, hemos podido bajar el volumen de la cantidad de plástico acumulado que teníamos, entonces ahora ¿qué es lo que sigue?».

Ana recuerda que contactó a diferentes recicladoras y a varias personas para saber qué podrían hacer con ese plástico o si alguien tenía interés en recibirlo, pero todas las recicladoras le dijeron que no; e incluso estuvieron en contacto con una empresa de Inglaterra la cual les indicó que tal vez tomarían sólo el plástico número cinco lo cual fue difícil diferenciarlo además de que el volumen fue menor al solicitado por la empresa inglesa, por lo que no resultó viable.

Sin embargo, debido a que “Menos plástico es fantástico” surgió también como una plataforma de encuentro y escucha, otros habitantes compartieron el trabajo que realizaban desde casa para transformar el plástico en objetos útiles, así salieron a la luz casos como el de Alejandra, quien recolectaba los empaques de las pastas para hacer canastas gigantes para meter la ropa, o Marcia, quien crea arte a través de las chanclas que recalan en las costas.

“Nosotros ahora estamos apostando a un gran proyecto que es el MUPAC, un museo de arte contemporáneo con plásticos recolectados de las playas y el mar, ya hemos trabajado en toda esa parte de la presentación con algunos arquitectos y gente también que colabora con el proyecto de forma indirecta. Ya tenemos el proyecto armado y lo que necesitamos son estas alianzas para que se pueda acelerar un poco”.

En dicho museo, el cual se ubicará en un terreno que les prestaron personas comprometidas con el proyecto y en el cual se utilizarán materiales de la zona de forma rústica, se expondrán esculturas monumentales creadas con plástico del mar.

Ana indica que quieren seguir con el tema de la educación, y este será un gran espacio para contar la historia de Mahahual, lo que se está viviendo con la contaminación plástica y cómo también salir de ella.

La ambientalista revela que acaban de comprar una pequeña máquina inyectora y la idea es producir algún producto del plástico recolectado en las playas y el mar.

“Todavía estamos en etapa de pruebas, pero realmente nosotros queremos ir a través del arte, creemos que el arte también es una herramienta tremenda para poder generar los cambios que son necesarios en nuestro mundo”, relata.

El plástico es uno de los enemigos públicos más visibles de los océanos.

Trabajo en comunidad
Ana comparte que “Menos plástico es fantástico en Mahahual”, se mantiene principalmente por la gente local. “La mayoría estamos aquí activos, tenemos mucho compromiso con el proyecto, porque también sabemos que, si no cuidamos este entorno, entonces ¿quién lo hará?”.

Explica que el año pasado pudieron financiarse gracias a una alianza con la organización Positive Legacy, la cual les apoyó puntualmente en el proyecto denominado “Yo sano al Océano, por una anidación de la tortuga marina libre de plástico”, cuya ayuda sirvió para financiar una limpieza de playa semanal.

“Pudimos recuperar esa área de anidación que es Punta Herradura, una zona que está ubicada al sur de Mahahual y estuvimos colaborando en un proyecto local en Puerto de Ángel, que pidió la comunidad a través de la CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas) y estuvimos apoyando desde el tema de la separación de residuos y cómo hacerla”.  

Ana relata que también hay muchos empresarios locales a los cuales acuden, ya que siempre responden a la solicitud de colaboración, ya sea en especie o en lo que requiera el proyecto en ese momento, “entonces se mantiene vivo y en acción por eso, porque tenemos todos mucha pasión por el lugar en donde vivimos, que es el último pedacito del Caribe mexicano, junto con Xcalak”.

“Yo soy la creadora del proyecto, pero si la comunidad no tuviera un interés real o no le importara nada sucedería, de alguna forma hoy yo estoy exponiendo qué es el proyecto y los logros, pero no soy yo, es una comunidad entera con ganas de hacer cambios”.

Lugar de agua
Mahahual (también Majahual) es una población del estado mexicano de Quintana Roo, importante centro turístico en desarrollo. El nombre de Mahahual podría provenir de Agua de la majagua (Hibiscus elatus) o de lugar de mahahua (Guazuma ulmifolia) o de mahahua (Hernandia wendtii)

Mahahual se encuentra sobre la costa del Mar Caribe, a unos 55km de la Carretera Federal 307 CancúnChetumal. Pertenece al municipio de Othón P. Blanco, y su nombre procede de una familia de árboles típicos de la zona. Se encuentra cerca del Parque Marino «Arrecifes de Xcalak«, junto con Río HuachBacalar y Chetumal.