El huachinango, alternativa exquisita y versátil en Cuaresma

Por Eduardo González

redaccion@oceanroom.mx

A propósito de la próxima celebración de la Semana Santa, resulta importante recordar que los mexicanos tienen acceso a más de 300 especies comerciales de pescados y mariscos.

Uno de ellos es el huachinango, un producto de buen sabor, fácil de adquirir y de calidad nutricional.

Según la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) el huachinango ha registrado un crecimiento en su producción, derivado de productividad y prácticas más sustentables, lo que garantiza la disponibilidad de este producto para este 2021.

En 2020 la producción de huachinango fue de 12 mil 607 toneladas de peso vivo. A nivel nacional, 17 estados son productores de esta especie.

La mayoría de los estados productores pertenecen a la costa del pacífico. Algunos de los cuales son Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa y Baja California Sur. 

Sin embargo, el principal productor es Nayarit, al aportar mil 827 toneladas durante el año pasado. 

De acuerdo con datos de la CONAPESCA, El valor del huachinango en el mercado ha alcanzado 841.6 millones de pesos, por lo que es considerado como el quinto producto de mayor relevancia comercial para el sector pesquero de México.

¿Qué beneficios tiene el huachinango?

El huachinango es un productivo clave para llevar a cabo una dieta sana, y como muchas especies marinas y acuícolas, se recomienda su consumo dos veces por semana.

La carne blanca es de fácil digestión, baja en calorías y uno de los pescados más bajos en grasas (similar al salmón); además por cada 100 gramos que se consuman aportan a nuestro cuerpo 21 gramos de proteínas.

De acuerdo a CONAPESCA, el consumo del huachinango no solo favorece a nuestra nutrición, sino que aporta grandes beneficios a la salud: 

  • Actúa como cardioprotector 
  • Ayuda a controlar el peso
  • Asiste a la buena circulación
  • Prevé varices y hemorroides
  • Constituye un alimento óptimo para las personas convalecientes.
  • Conoce los antojitos 

Además, es un producto de fácil preparación: Puede cocinarse asado, frito, a la plancha o al horno, pero también en recetas regionales como el “huachinango a la veracruzana”, la cual se acompaña con vegetales y arroz blanco.

También puedes deleitar con una pescadilla de huachinango, una versión de la quesadilla frita, pero en lugar de queso, hongos o calabaza va rellena de pescado guisado.