Lebrancha, valioso y sabroso fruto del mar

Por Ana Hernández

redaccion@oceanroom.mx

La lebrancha -también conocida como lisa blanca o lisa criolla-, es un pez que podría no ser tan vistoso en su aparecía, pero lo cierto es que es un producto accesible y con una invaluable aportación nutritiva.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), este pez habita en zonas templadas y tropicales del Pacífico mexicano, donde destacan las variedades Mugil cephalus y Mugil  curema.

El consumo de lebrancha aporta, proteína de alta calidad, ácidos grasos: Omega3 y 6, así como vitaminas A, D, E y del grupo B. También es una importante fuente de minerales como calcio, hierro, sodio, zinc y fósforo contiene proteínas de alto valor biológico, es decir, proteínas que contienen todos los aminoácidos esenciales.

De esa manera, este producto marino reúne los requerimientos nutricionales que una persona necesita al día o por lo menos una vez a la semana.

La lebrancha es un pez de cuerpo robusto con grandes escamas, alcanza tallas de 30 cm con un peso aproximado de medio kilo, su carne es ligeramente oscura, puede encontrarse en las proximidades o interior de puertos, en playas arenosas o rocosas de poca profundidad, nadando en bancos en lagunas y desembocaduras de ríos. Consiguen vivir en aguas salinas, hipersalinas e incluso agua dulce.

Producción de lebrancha

Según datos oficiales, en 2020 se capturaron dos mil 490 toneladas. El valor de la producción de lebrancha en dicho año ascendió a 41.77 millones de pesos.

En México, el principal productor de lebrancha es el estado de Veracruz que, en 2020, aportó 2 mil 62 toneladas al total nacional, seguido de Jalisco y Sinaloa, entidades que en conjunto aportaron 265 toneladas al total nacional de la producción 2020.

La lebrancha está normada por la NOM-016-SAG/PESC-2014, a fin de regular el aprovechamiento sustentable y contribuir a su preservación y mantenimiento. La lebrancha se captura en áreas cercanas a las costas y sistemas estuarinos de las aguas de jurisdicción federal del Golfo de México y Mar Caribe, así como del Océano Pacífico, incluyendo el Golfo de California.

Su preparación

La lebrancha puede prepararse ahumadas, al mojo de ajo, asadas, capeadas, fritas y tatemadas, en caldo corto, al horno o a la parrilla, su hueva es muy apreciada.

No obstante, la SADER recomienda una receta muy sencilla en la que se apreciarán, además de todo su sabor, el valor de sus nutrientes.

La sencilla receta se llama lebrancha a la poblana, cuyo ingrediente principal tiene al chile poblano, así como otros ingredientes:

  • Chile verde poblano
  • Cebolla
  • Ajo
  • Limones
  • Cilantro
  • Papas

Para prepararla solo se necesita acitronar con aceite la cebolla, agregar el ajo, rajas de chile poblano asado y pelado, y cocinar por tres minutos. Después, hay que agregar el cilantro, el jugo de limón y sazona con la sal. En otro sárten, hay que los filetes de lebrancha hasta que estén bien cocidos. Finalmente, hay que servirlos en un plato, cubrirlos con la preparación de las rajas y acompáñarlos con las papas.