En Tamaulipas y Nayarit, la mitad de la producción nacional de lisa

Por Eduardo González

redaccion@oceanroom.mx

Tan sólo dos estados de la República aportan casi la mitad de la producción nacional de lisa, el pez protagonista de muchos guisados mexicanos.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Tamaulipas y Nayarit (uno por el Golfo de México y el otro por el lado del Pacífico), producen el 48.8 por ciento de la producción de ese pescado.

No obstante, la lisa se produce en 17 estados de la República, siendo los principales Tamaulipas con más de tres millones 297 mil kilogramos; Nayarit con dos millones 801 mil y Sinaloa con más de 2 millones 572 mil kilos.

Según datos oficiales, la producción nacional de lisa durante el año 2020 superó los 12 millones 487 mil 221 kilogramos.

Durante todo el año la podemos encontrar disponible en el mercado nacional. 

Radiografía de las lisas

Las lisas son peces pequeños, regularmente miden entre 30 a 60 centímetros aproximadamente, tienen la cabeza verticalmente comprimida, el cuerpo de sección cilíndrica y el dorso de color entre grisáceo y plateado. Pertenece a la familia Mugilidae, y suele habitar aguas costeras y fluviales en regiones subtropicales y tropicales de todo el planeta.

Y lo anterior, porque soporta niveles de salinidad altos, entre los 0 a los 45 ups.

Este pequeño pescado, cuyo nombre científico es Mugil cephalus, pertenece al grupo de peces teleósteos y al orden muljiformes. En varias regiones del planeta se le conoce por nombres como mujol, muble, mule o mugil

Aporta Omega, proteínas, potasio, calcio, magnesio, hierro, por mencionar algunos, por lo que es una excelente opción en la dieta familiar.

Actualmente, la lisa es un pescado muy recurrido en las cocinas de los hogares mexicanos, ya que puede consumirse frito, al horno, guisado, en sopas, y se encuentran versiones enlatadas.

La lisa tiene espinas, pese a ello la versatilidad de opciones que brinda este pescado es total, gastronómicamente es aprovechada para prepararse en distintas maneras:   frito, al horno, guisado, en sopas, y se encuentran versiones enlatadas; además es benéfica en las propiedades nutritivas como el aporte de Omega, proteínas, potasio, calcio, magnesio y hierro, que aporta su consumo.