En Yucatán, logran el primer desove en el mundo de mero en cautiverio

Por Eduardo González

redaccion@oceanroom.mx

En un hecho inédito y de gran importancia para la investigación y la pesca sustentable, en Yucatán se logró por primera vez en el mundo el desove en cautiverio del pez mero.

El proyecto, auspiciado por la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables de Yucatán (Sepasy) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), forma parte de los esfuerzos para tratar de revertir la disminución de población que registra el mero hoy en día.

Un ejemplo de la disminución de la población de Mero es que en los años 90 era posible lograr que se produjeran entre 20 mil y 30 mil toneladas y actualmente la captura oscila entre las cinco mil y seis mil toneladas.

Precisamente para la recuperación de la especie se desarrollan proyectos de investigación. Tal es el caso del trabajo en el que están involucrados los investigadores de la UNAM.

Por lo pronto, el proyecto ya logró, en primera instancia, el primer desove en cautiverio en Yucatán, hecho que también es el primero en el mundo.

Es un proyecto que comenzó en 2019 y se capturaron para estudio y reproducción 22 especímenes de Mero rojo, fue así como en el mes de abril se detectó el primer desove.

“Con ellos se ha logrado que se lleve a cabo el primer desove de un Mero rojo en cautiverio, en el centro de estudios de la UNAM, y éste ha sido un proceso que se dio más rápido de lo que esperamos”, afirmó Rafael Combaluzier Medina, secretario de Sepasy,

De acuerdo con el secretario, el desove como resultado de este proyecto, es el primero en el mundo, lo cual es un logro y que pondrá como ejemplo el trabajo que hacen investigadores en Yucatán.

El secretario indicó que si no se recurre a este tipo de tecnología para reproducir la especie, se corre el riesgo de que se agote.

“Por ahora lo que sigue es esperar a que los pececillos alcancen una talla ideal para ir a soltarlos en altamar”, señaló el funcionario, quien explicó que actualmente hay un Comité Consultivo de Manejo de Mero en Yucatán el cual sesiona cada mes para establecer estrategias en beneficio de la especie.

Dicho comité está integrado por representantes de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) y otras instituciones académicas que presentan proyectos y sugerencias para que la especie Mero aún tenga suficiente población en los mares mexicanos.

A pesar de que una propuesta hecha en la mesa tiene que ver con la sugerencia de que la veda se amplíe de enero a marzo para que la población de peces se recupere, aún no se ha decidido por completo.

“Yo sí estoy a favor de que se amplíe la veda como ha sido sugerido y en ese periodo se podrían abrir otras pesquerías como una alternativa y así bajar un poco el esfuerzo pesquero; también abrir las posibilidades de un tema turístico en la costa yucateca podría dar un respiro a la especie”, señaló Combaluzier Medina.