Ponte trucha, como trucha

  • En el 2020, la producción nacional de trucha, tanto de captura como de acuicultura sumó 2 mil 926 toneladas.

Por Ana Hernández

redaccion@oceanroom.mx

La trucha es una auténtica opción nutritiva para la familias mexicanas, sin mermar la economía del hogar.

El suave sabor de la trucha permite su consumo en una amplia variedad de preparaciones, puede cocinarse ahumada, horneada, empapelada, al mojo de ajo, en ceviche o asada.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, con el nombre de trucha se identifican diferentes especies y subespecies del género Salmo. Hay especies tanto de agua dulce como de agua de salada, es un pescado muy cardiosaludable y nutritivo, de sabor suave, bajo en grasa (apenas tres por ciento por cada 100 gramos).

Además, es una buena fuente de ácidos grasos omega 3, y considerable de proteínas con elevado valor biológico.

En México su captura se realiza, básicamente, en las costas tamaulipecas en donde se obtuvieron en 2020, mil 528 toneladas, mientras que Puebla destaca en producción de trucha en acuicultura, con una producción de 407 toneladas en el mismo año. Michoacán y el Estado de México también crían truchas mediante la acuicultura, obteniendo en 2020, 212 y 104 toneladas, respectivamente.

El suave sabor de la trucha permite su consumo en una amplia variedad de preparaciones, puede cocinarse ahumada, horneada, empapelada, al mojo de ajo o en ceviche, y también asada acompañada de una deliciosa salsa de champiñones, que es muy sencilla de preparar.

Algunos datos de producción de los ingredientes de esta deliciosa preparación.

La trucha es un alimento muy valioso económicamente hablando para las entidades que lo producen, así que no te pierdas la oportunidad de saborearla siempre que puedas.