Por sequía, pescadores en México se vuelven agricultores

Por Eduardo González

redaccion@oceanroom.mx

La sequía que azota a varias regiones del país ha provocado que personas se vean orillados a cambiar de actividad productiva, echando a la borda décadas de experiencia y conocimiento.

Vestigio de esta terrible realidad ocurre en Hidalgo, en donde el problema es visible en arroyos, ríos y presas, pues los niveles que registran son muy bajos, derivado de los efectos del cambio climático.

Por ejemplo, la famosa laguna de Metztitlán está a nada de quedar seca. Los pescadores nunca habían visto que la laguna se secara por completo a causa de la sequía. El cuerpo de la laguna de Meztitlán Hidalgo abarca cerca de 400 hectáreas.

“El año pasado sentimos mucho más el impacto, por qué más de 120 familias dependemos de la pesca de la laguna y se secó, nos quedamos prácticamente sin empleo”, advierte uno de los pobladores.

Los pescadores de Hualula y dos comunidades más aseguran que los dos años anteriores han sido más críticos por el desabasto de agua y que si no llueve dentro de unos 15 días se echarán a perder varias siembras, pues hay mucho cultivo que no tiene agua suficiente.

El campo de cultivo se encuentra en la parte central de lo que era una de las zonas más profundas de la laguna, misma que se convirtió en tierra árida.

Ante la crisis, algunos pescadores determinaron cavar hoyos y encontraron agua, otros sembraron para el autoconsumo y muchos otros dejaron sus comunidades y se fueron a Estados Unidos o a otras entidades de la República para no quedarse sin empleo.

Muchos eran pescadores y se metieron de albañiles, agricultores o jornaleros; algunos más están detenidos en las cárceles en Estados Unidos porque trataron de emigrar y los que se quedaron hoy se dedican a la agricultura, pero también están preocupados por sus cosechas, ya que si no llueve en los próximos 15 días podrían perderlo todo.