Sin freno, pesca furtiva en Isla Magdalena

Por Ana Hernández

redaccion@oceanroom.mx

Pescadores de Isla Magdalena en Baja California Sur denunciaron que en las últimas semanas se registra una mayor presencia de pescadores furtivos que saquean especies de alto valor comercial como langosta y abulón, sin que las autoridades de la CONAPESCA y la Secretaría de Marina (SEMAR), intervengan para combatir esa práctica ilegal.

Cabe mencionar que aún y cuando el guaterismo es un problema añejo en esa región del pacífico sudcaliforniano, durante los dos últimos años el problema se agudizó por la falta de vigilancia y la escasa presencia de la Comisión Nacional de Pesca (CONAPESCA).

De esta manera, al saqueo de langosta y abulón de las últimas semanas, se suma el de otras especies de alto valor comercial como el callo de almeja catarina, el callo de hacha, el camaróny la almeja generosa, en todos los casos para comercializarse en el mercado negro, sin respetar vedas, tallas ni medidas, y afectando no solo la economía de quienes trabajan estos recursos de manera legal, sino también provocando un sensible daño a los ecosistemas.

De acuerdo a diversos productores pesqueros, este saqueo de recursos se realiza a plena luz del día, y pese a las continuas quejas ante la autoridad no hay voluntad para atender el problema.

La causa de que se haya intensificado está actividad radica en que los pescadores furtivos están obteniendo más ganancias que nunca debido a que productos como la langosta se vende hasta en 600 pesos el kilo y hasta en mil el de abulón, y actúan con tal cinismo que hasta lo venden a través de las redes sociales, según el denunciante.

La fuente denunció que cada vez es más grande la presencia de lanchas de guateros en esos litorales; en ocasiones, al ser son sorprendidos por los cooperativistas huyen de la zona con lo que llevan a bordo, con el riesgo de que en cualquier momento se registre un enfrentamiento violento.

Por ello, los pescadores de la región piden a la Secretaría de Marina (SEMAR), que despliegue más personal militar del que tiene destacamentado en la Isla Margarita y que realicen patrullajes permanentes por la Bahía Magdalena, a fin de inhibir la creciente ola de pescadores ilegales.

Es tan grave del problema del guaterismo en esta región, que el pasado mes de junio del 2020, un operativo de la SEMAR fracasó luego de que un grupo de pescadores a bordo de 7 pangas acudieron a rescatar a una embarcación que estaba siendo asegurada por elementos de esa fuerza armada, luego de haber sido sorprendidos sacando productos en veda.

Los militares decidieron retirarse y dejar libres a los pescadores furtivos parta evitar un enfrentamiento.

Según el director del Fondo para la Protección de los Recursos Marinos (FONMAR), Luis Antonio García Rodríguez, la pesca ilegal aumentó en los meses más duros de la pandemia de Covid-19 como consecuencia de la falta de empleo; aprovechando que la pesca fue considerada como actividad esencial, muchos se fueron al mar para sacar producto, sin contar con permisos ni concesiones.