Exceso de pesca extingue 70% de algunas especies de tiburones y rayas

Redacción
redaccion@oceanroom.mx

El exceso de pesca mundial ha provocado la desaparición de más de 70% de ejemplares de algunas especies de tiburones y rayas, lo que generado un “enorme agujero” en la vida de los océanos de consecuencias desconocidas.

Y lo que sucede, es que el declive de especies como el tiburón martillo o la mantarraya es inquietante. Incluso, otros, como el tiburón oceánico, están al borde de la extinción. Los pescadores los buscan por sus aletas, muy apreciadas culinariamente. Por ello, en 60 años su población ha caído 98%.

“Es un declive peor que el de la mayoría de grandes mamíferos terrestres, y parecido o igual al de la ballena azul’, explicó el profesor Nick Dulvy, del Departamento de Ciencias Biológicas de la universidad canadiense Simon Fraser.

Su equipo ha recogido y analizado datos hasta poder elaborar un retrato fiable de 31 especies de tiburones y rayas.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es images-2021-03-22T211446.288.jpeg

Tres cuartas están en peligro de extinción
“Sabíamos que la situación era mala en numerosos lugares, pero eso provenía de varios estudios e informes, era difícil hacerse una idea de la situación global”, afirmó el científico Nathan Pacoureau.

“Ponemos al descubierto (…) un creciente riesgo de extinción para grandes especies en los hábitats más grandes y más aislados del planeta que a menudo pensamos están protegidos de la influencia humana”, señaló Pacoureau, de la misma universidad canadiense.

“Los datos revelan un enorme y creciente agujero en la vida oceánica”, denuncian los expertos, quienes apremian a acotar el exceso de pesca.

Para las 18 especies de las que se dispone de más datos, los investigadores calculan que sus respectivas poblaciones han caído más de 70% desde 1970.

Los resultados han sorprendido a los expertos, asegura Pacoureau.

Actividad indiscriminada
Además del tiburón oceánico, los martillos comunes y el gigante han llegado a una situación crítica, pues su población ha bajado más de 80%.

Los tiburones y las rayas son especies particularmente vulnerables porque crecen lentamente y se reproducen poco.

Según el estudio, en 50 años se ha duplicado el uso de palangres y de redes de cerca, que capturan la vida marina sin discriminación.

En tanto, los organismos regionales que reglamentan las empresas pesqueras internacionales “no han inscrito la protección de los tiburones y mantarrayas como una prioridad”, dijo Pacoureau. Aplicar reglas de protección funciona, y un ejemplo está en el gran tiburón blanco, especie legendaria que ha vuelto a las aguas americanas, asegura este experto.

Las cifras globales de tiburones y rayas oceánicos descendieron 71% en los pasados 50 años, debido, principalmente, a la pesca excesiva. Un nuevo estudio exhorta a los gobiernos a tomar medidas de inmediato para evitar el colapso de las poblaciones.

Fuente: Agencia AFP